7 Cosas Que Debes Saber Antes De Viajar Con Tus Mascotas

Viajar con tu gato o tu perro puede ser una aventura y muchas de las aerolíneas te pueden ofrecer trasporte para ellos, pero no todas y además te costará. Revisa estos consejos para que asegures  un viaje exitoso y una buena experiencia  para ambos tu mascota,  y tu billetera.

7 Cosas Que Debes Saber

Paso # 1 al volar con mascotas: Encuentra vuelos baratos

Esta información se aplica a mascotas comunes; las reglas son diferentes para perros guía y animales de servicio, puedes encontrar más información en el sitio web de la aerolíneas. De hecho, revisa el sitio web de tu aerolínea antes de hacer tus planes, pues  necesitas informarte sobre regulaciones de viaje de mascotas en general, y además las aerolíneas pueden cambiar sus reglas sin previo aviso.

El viaje de tu macota no es gratis

Las tarifas para que tu macota pueda viajar oscilan  entre  $75 USD  a los cientos de dólares dependiendo de la aerolínea y si el animal viaja en cabina o en carga. El viajar en cabina casi siempre es más barato pero no todas las mascotas clasifican   por  restricciones de tamaño.

  1. Mascotas grandes vs. macotas pequeñas

Solo los animales más pequeños pueden viajar en cabina. Se requiere que permanezcan en sus jaulas portátiles debajo del asiento y las jaulas deben tener espacio suficiente para que la mascota  pueda pararse y darse la vuelta (calcula un peso límite de unas 15 libras aproximadamente, pero esto varia). Los animales más grandes deben volar en carga. Nota: algunas aerolíneas  no llevan animales en carga, y algunas prohíben animales  como serpientes o roedores en las cabinas.

  1. Mascotas prohibidas

Algunas aerolíneas se niegan a transportar   razas de hocico corto o nariz respingada  como el bóxer y bulldog  y gatos como los persas o Himalaya.  La preocupación, es que estos animales potencialmente pueden tener dificultades respiratorias si se transportan en carga. Revisa el sitio web de las aerolíneas para obtener información específica de cada raza.

  1. Todas las mascotas necesitan reservación

No puedes llegar con Sparky  y esperar viajar; él también necesita una reservación (el espacio para los animales en  la cabina es siempre limitado). Las reservaciones para las mascotas la mayoría de las veces deben realizarse por teléfono y  también debes  llenar un formulario en línea y obtener un certificado del veterinario en el que se indica que el animal puede viajar.

  1. Revisión de identificación

Si algo le pasa a tu mascota, la aerolínea querrá ponerse en contacto contigo  lo más pronto posible, así que has lo siguiente:

  • Adhiere tu nombre y número telefónico dentro y fuera de la jaula portátil de tu mascota.
  • Haz lo mismo con la información de contacto del veterinario de tu mascota.
  • Si el animal  tiene un collar, asegúrate que tu información de contacto está  en la etiqueta.
  • Considera  ponerle a tu mascota un chip con tu información.
  1. Lo que se le permite hacer a las mascotas en los aviones

¡No mucho! Las mascotas deben quedarse  en sus jaulas portátiles  durante todo el viaje. No, tu compañero de silla  no quiere conocer a Fluffy  y si así lo quisiera, Fluffy no puede salir. Si tu mascota se cansa y comienza a ladrar mucho, te podrán decir que él/ella ya no podrá viajar. Prepara a tu mascota con tiempo, acostumbrándola a su jaula portátil;  comienza a practicar esto con semanas de anticipación.

  1. Al pasar por seguridad

El TSA ofrece  información útil  para conocer qué hacer para pasar con las mascotas por seguridad. Por ejemplo,  en los puntos de revisión de seguridad,  saca a tu mascota de su jaula y camina (o carga) con tu mascota. No  pases a tu mascota por los rayos-x. Sí,  hay personas que lo han hecho; no, no es una buena idea.

Para terminar: Algunas mascotas están mejor si se quedan en casa, o en un ‘hotel’ para mascotas. Antes de someter a tu compañero  al estrés de un viaje, piénsalo.

 

Autor:

Actualización: June 2, 2016