5 Maneras De Arruinar Un Viaje

Llamémoslo como quieras: Dañar, entorpecer, desastre, situaciones complicadas, desorden.  Esto les pasa a todos los viajeros, pero si sabes los problemas potenciales  a buscar- y  sabes cómo arreglarlos-  tu viaje no se arruinará.

5 Formas de Arruinar  un Viaje

Daño #1 – No volar en los días más baratos

Si tú sólo viajas en Julio o en  el día de  acción de gracias, estas pagando precios muy altos.  Sigue estas  normas generales para encontrar  los vuelos más baratos.

  • Vuelo los días más baratos: generalmente los Martes, Miércoles y Sábados
  • Vuela en la temporada más barata:  usualmente  desde el comienzo de Noviembre  hasta   la mitad de Marzo;  en los Estados Unidos (y otros lugares en el mudo) la temporada más cara para volar es típicamente  Junio, Julio y al comienzo de Agosto.  Las fiestas importantes son también costosas a la hora de viajar  a países que las celebran (como Navidad, en  el Reino Unido, Acción de Gracias en E.E.U.U.,  Tet en Vietnam).

Daño #2 – Volar al destino ‘equivocado’

Si debes volar a un destino en particular  para las vacaciones, perfecto – pásalo bien.  Si puedes escoger, busca destinos que generalmente son baratos.  En Los Estados Unidos,  las ciudades más baratas  para visitar en 2016  incluyen a  Boston, Denver, Dallas, el sur de la Florida, Seattle, Washington, D.C. También hay numerosas ofertas internacionales  con tarifas especialmente buenas  entre Nueva York y Paris o Roma. Visita el Blog de Ofertas para ver más o  programa una alerta  de tarifas  y deja que las ofertas te lleguen a ti.

Daño #3 – Empacar como un principiante

Puedes empacar para un viaje  de dos semanas  en el verano  en una maleta de mano; es un poco más difícil en el invierno pero  si utilizas ropa por capas en lugar de un suéter muy grueso te ayudará como también será más fácil  si empacas solo un par de zapatos mientras llevas puesto el segundo par al viajar. Después  pon todo en una bolsa pequeña como te mostramos en nuestro video para empacar  siéntate & cierra.

Daño  #4 – No poner atención

No hace mucho, uno de mis  amigos estaba esperando la visita de sus familiares, que la visitaban de fuera de la ciudad, cuando de pronto recibió una llamada en la que ellos le decían que mientras  esperaban para abordar su vuelo se distrajeron y no habían oído el anuncio para abordar, lo que resultó en la pérdida de su vuelo  y no habían podido conseguir un vuelo ese mismo día y así que llegarían al siguiente día.  Claro, hay cosas que pasan pero es más difícil de que pasen si prestas atención.

Daño  #5 – Cuando tienes que preguntar, “¿Y ahora qué hago?”

Esto quiere decir que no tienes un  Plan B, ningún soporte o plan de contingencia por si algo no planeado pasa  con tu vuelo. Evita  esto  al hacer un poco de trabajo antes de salir de casa.

  • Anota el teléfono de la aerolínea.
  • Sigue a la aerolínea en Twitter (esta es usualmente la forma más rápida de conseguir una respuesta).
  • Asegúrate que la aerolínea tenga tu información de contacto  en caso de que ellos tengan que localizarte.
  • Revisa la reservación con una semana de anticipación y un día antes de tu viaje  en caso de que haya habido cambios (pasa, y a veces pasamos por alto los correos electrónicos).
  • Imprime las tarjetas de abordar  así estén en tu teléfono; la bacteria de los  teléfonos  se descarga.
  • Conoce lo que el TSA permite y no permite al pasar por seguridad. Que no te toque botar esa botella de vino.

 

 

 

Autor:

Actualización: July 27, 2016